COMERCIO Y OFICINAS

 

Por menos de lo que usted imagina, podrá tener un seguro que cubra el riesgo de incendio, explosión, robo y también actos vandálicos o malintencionados, quedando protegidos los daños ocasionados por la caída del rayo, lluvia, viento o agua, incluyendo además rotura de cristales, lunas y rótulos luminosos.

 

Abono de los gastos de vigilancia hasta que vuelvan a ser seguros los accesos de su comercio u oficina en caso de rotura de lunas o cristales por robo o intento de robo.

 

También cubre la seguridad de sus clientes durante la estancia en su negocio en caso de posibles atracos.